<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Rebelión



Sus padres la educaron para ser una perfecta rebelde.

Y ella, obediente. se rebeló radicalmente contra la educación recibida.


© ilustración: María Calvet



Etiquetas: ,

Vanidades



Las alabanzas de los tontos nos entontecen.


Liao-Chen



De acuerdo, pero yo me pregunto ¿por qué nos alaban los necios?





(Ah, y en Barcelona está Confucio )

Etiquetas: ,

Ellos

Te roban el sueño, asaltan a degüello tu preciado silencio, saquean un tiempo libre increíblemente menguante, podan tu libertad de movimientos a la escala del bonsai, siembran en tu ánimo inquietudes y miedos inimaginados, despiertan al policía que dormía en tu interior, erizan a la vez tu susceptibilidad y tu mal genio.
Pero también reabren para ti los pasadizos de la imaginación, te ablandan el corazón hasta volverlo de nuevo humano, reinventan la lógica aplastante, te devuelven la llave del arcón de los juguetes, dinamitan las fronteras de lo posible y te recuerdan a cada paso todo aquello a lo que jamás debemos renunciar: la caricia, la risa, la ilusión, la fantasía y el juego.

Son máquinas de generar vida. Inagotables. Agotadores. Súmamente recomendables.

Aún creen que se puede negociar con el ratón Pérez.

Etiquetas: ,

Del amor a los libros






Donald Rayfield
nos cuenta  que el camarada Stalin era un lector voraz, de amplios intereses y fino criterio.


El resto de la obra está lleno de noticias igual de desalentadoras para quienes amamos los libros.






Etiquetas: ,

Boda




Al próximo que oiga pronunciar la palabra plebeyo voy a tener que darle un toque.
Al próximo que se ría de quienes acudimos a ver a los novios le tendré que recordar que él se lo perdió (y yo no).
Al próximo que me diga que parezco monárquico le diré que se me ocurren cosas mucho peores que podría ser.


¡Enhorabuena, chicos!










(la foto es mía)



Etiquetas: ,

La frase del mes

                   
       
Los nietos son un regalo de Dios por no haber matado a nuestros hijos.



La dice un rabino en El abrazo partido.
Se la tomo a Vendell, porque aún no pude ver la película.
Y yo pienso en mi padre, que tan mal lo está pasando estos días.

Etiquetas: , ,

Lega-legalización



Capone



La policía informa en la prensa de que el comercio ilegal de hachís podría estar sirviendo para financiar a Al Qaeda.

Un motivo de peso para legalizarlo ¿o no?

Etiquetas:

Bitácoras


Hace muy poco he podido leer la explicación más certera y concisa de las razones que nos llevan a escribir estos cuadernos de bitácora. Lo dijo Aura:


- Por qué escribes?
- Para que me lean.
- Y tú, ¿por qué escribes?
- Para que me escriban.

A eso me refiero cuando hablo de ideas brillantes.

Etiquetas: ,

Tiralevitas

Uno se pregunta por qué se llamará pelotas a personas que precisamente
se distinguen por carecer de ellas.

Etiquetas: ,

Amigos



Hay un poema de B.Brecht --"Hay hombres que luchan un día,"-- que me gustó desde la primera vez que lo leí (antes de oírselo recitar a Silvio Rodríguez).

Hay hombres que luchan un día y son buenos.
Hay otros que luchan un año y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.
Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

   Algo así podríamos decir de los amigos: buenos son
los que nos acompañan un día --o una noche--, o unas semanas.
Pero los que nos hacen buenos son esos que nos acompañan durante muchos años. Toda una vida.
   Los mejores amigos son los que no dudan al advertirte de que vas por mal camino. Los que se atreven a dar consejos; a meterse en tus asuntos con la seguridad de que  también son los suyos.
   Esos son, a mi juicio, los imprescindibles.
   Por eso escribo aquí abajo sus nombres, con tinta invisible   (pero indeleble).

Etiquetas: , ,

Promesas

   Nunca he sido maniático para los trebejos de escribir.
   Sin embargo, lo soy hasta el extremo con el aspecto de este cuaderno electrónico.

   He meditado con cuidado la combinación de los colores; he robado tiempo a las urgencias del trabajo para abocetar una cabecera de mi gusto.
   He saqueado tipos de letra en una de mis bitácoras favoritas. Me he peleado con las plantillas que amablemente nos ofrece nuestro anfitrión, y he desechado algunas, delicadas pero impersonales de estos jóvenes persas.

   A ésto es a lo que he llegado.

   Al menos a mí me gusta. Yo diría que es un comienzo
prometedor.

Etiquetas:

¿Ideas brillantes?

Me llamo M.
Siempre he querido tener una bitácora.
Bueno, siempre desde que descubrí qué eran. Hará unos tres meses de eso.

Sin embargo, aún no sé el por qué de ese deseo.
Tal vez porque me gusta jugar con las palabras.
Tal vez porque tengo algo que contar. O que contarme.
Tal vez porque, al llegar a esta edad, siento que hay cosas que no marchan como es debido.

Tal vez la idea de llevar un cuaderno de viaje no haya sido tan brillante.

Como de costumbre, más preguntas que respuestas.

Etiquetas: ,