<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://draft.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Allí



    En esa ciudad, en esta primavera de luces tamizadas, podría uno imaginar que a Vermeer los cuadros se le pintaban solos.




© foto: EmeHache

Etiquetas:

Derrota


    "La victoria tiene mil padres; la derrota es huérfana".

    Lamentablemente, he llegado a ese punto que me cuesta distinguir lo que he leído de lo que se me ocurre. Así que puede que muchas de estas ocurrencias tampoco sean del todo mías.
    Desolador ¿no?




© foto: Jelle Druyts

Etiquetas: ,

Hernández y Fernández (X)



Hernández: Bajo los ladrillos, está la playa.

Fernández: Aun diría más: bajo la playa, están de nuevo los ladrillos.



Ex de Hernández: Menudo par de ladrillos .
Ex de Fernández:  ¡Vámonos a la playa!


Etiquetas:

Frases hechas (4)



    Las frases hechas nos gastan a veces bromas simpáticas. Como la coincidencia, hace una semana, de dos retorcimientos de un mismo dicho por parte de dos personajes de nuestra política que parecen a su manera primos hermanos. Fue el mismo día cuando Soraya Sáenz de Santamaría y Pepiño Blanco decidieron retorcerle el cuello a las leyes del movimiento.

            Él: "El camino se demuestra andando"
            Ella: "La velocidad se demuestra andando"

    ¿No son un amor?





Etiquetas: , ,

Sesión de noche



    Me gusta ir al cine los domingos por la noche, a la última sesión, casi siempre desierta, cuando se puede llegar sin antelación a ver pelis que a otras horas están petadas. Durante muchos años, fue el plan que compartía con mis padres, y ahora pienso en lo mucho que les debía agradar ese rato juntos. Ahora que me doy cuenta de lo que me gustaría compartirlo con mis hijos. Aunque reconozco que, la mayoría de las veces, era un plan para noches sin plan, y una forma de ver cine gratis. Y de asistir a la tertulia de después con adultos que tenían a la vez criterio propio y amor por las películas.
    Mantengo la costumbre, aunque no siempre con tanta regularidad como antes. Pero aun me gustan esas últimas sesiones de la semana. Aunque no siempre acierte uno con la película.
    El domingo pasado fui a ver Todos estamos invitados. De Gutiérrez Aragón me gustaron mucho en tiempos algunas películas: Maravillas, Sonámbulos,La mitad del cielo, incluso La noche más hermosa o hasta El rey del río. Ahora me doy cuenta de que hace bastantes años que no veo una peli suya.
    Todos estamos invitados trata un tema que me interesa, que me importa, incluso: la soledad de los amenazados por ETA en medio del silencio de los corderos y los ladridos de los chacales. Y tiene un protagonista que se hace creíble desde el primer momento (Oscar Jaenada, no Coronado, por cierto). Pese a las idioteces que le toca hacer. Porque la peli me pareció, ante todo y por encima de todo, boba. Un tema tan jodido contado con una historia disparatada y resuelto con un disparate de tal proporción que uno no da crédito. Salí del cine más atónito que cabreado.
    En la sala (madrileña) un espectador inició un aplauso solitario al acabar la proyección. Creo que pensé en voz alta: "No, chaval, una peli boba no es más que una peli boba". Lástima de ocasión desaprovechada. Y no lo digo por mi domingo.

© foto: Pierofix

Etiquetas: , ,

Gloria



    No estaba dispuesto a pagar por verla en el cine, pero cuando el DVD apareció ante mis ojos, la tentación –la curiosidad— fue demasiado fuerte. El cómic –la novela gráfica, como le llaman un poco pedantemente— 300 de Frank Miller y Lynn Varley llegó a mis manos hace unos cuantos años, un obsequio inesperado de alguien que sabe hacer del regalo una de las bellas artes de la amistad. Lo disfruté mucho, pero ya entonces me produjo una sensación incómoda el discurso, tan desusado, de la exaltación del heroísmo de Leónidas y sus trescientos. Yo, la verdad, soy más de ardor gástrico que de ardor guerrero: un signo de los tiempos, imagino. La peli es –creo que no hay palabra más exacta—una trasposición a la imagen móvil de las poderosas estampas de Varley. Conserva no sólo la esencia del tebeo, sino también el pulso y la tensión que nacen de una historia bien contada por alguien que cree en ella. Me gustó bastante más de lo que preveía, y contra lo que esperaba no eran la retórica algo pomposa del tebeo lo que dominaba (aunque no había forma de librarse de ella) sino la épica del relato y la contundencia de los escasos y escuetos –Laconia era la patria de los lacedemonios-- diálogos. “Espartano –dice la reina Gorgo a un Leónidas que parte al campo de batalla sin el respaldo de la ONU ni de los éforos—¡regresa con tu escudo, o sobre él!”. La frasecita de marras se ha convertido en uno de mis mantras para tiempos de tribulaciones.
    Ayer, mirando al Getafe palpar la efímera gloria del fútbol con las yemas ansiosas de los dedos, me vino más de una vez a la cabeza. Hay gloria en la derrota, qué duda cabe.




© foto: Moreno

Etiquetas: ,

Frases hechas (3)



    A mí, sin embargo, me encantan las frases hechas. Ya sea para salpimentar una parrafada, o para retorcerlas y sacarles otros ju(e)gos. Las palabras, ya saben, una de mis debilidades.
     Alguna vez pensé dedicar un tiempo a compilar un catálogo de frases hechas, como Flaubert pero en local. Sin embargo, más que reunirlas, me gustaría pasar a la historia --o no pasar, pero dejar esa minúscula huella-- como inventor de frases hechas.
     Como aquel novelista con una obra considerable a sus espaldas, poco conocido, eso sí, que muchas años después se ufanaba de haber escrito para una marca de café instantáneo un slogan que acabó quedando: "las horas bajas".
A mi, en cambio, más que como compilador me gustaría pasar a la historia como inventor de frases hechas.
     Sí, creo que eso me gustaría.



© foto: F3R/n@nd0

Etiquetas: ,

Dados




    Hay casualidades que no deben serlo, y otras que lo parecen tanto que sólo pueden nacer de alguna premeditación, más juguetona que perversa, imagino.
    En estos días de alarma social (¿o es histeria colectiva?) con un caso terrible de abusos sexuales a niños que acaban en muerte, cae en mis manos un precioso librito de Alessandro Manzoni (el autor de Los novios), titulado Historia de la columna infame. Habrá quien no me crea si les digo que pensé que trataba de tropelías cometidas por la soldadesca en alguna guerra muy lejana, pero en realidad el asunto es otro: la persecución judicial, con tormentos incluidos, de unos pobres diablos de propagar la peste mediante unos misteriosos “untos” en las esquinas de la ciudad. La columna a la que alude el título fue mandada erigir por los jueces, sufragada con los bienes embargados a los reos, para que sirviera de eterno recuerdo de su maldad. Como nos dice Manzoni, en realidad es el monumento a la incuria de los jueces y la superstición maliciosa de las masas.
    Sin duda, tenemos un problema con los delincuentes psicópatas, que conocedores de sobra de la frontera que separa el bien y el mal, parecen deleitarse en la maldad. Con todo, dudo que las soluciones fáciles que proponen tantos –castración, encierro de por vida, ¿por qué no la muerte llana y simple?—solucionen gran cosa. Y me estremece pensar la facilidad con que el horror ante la maldad puede engendrar más maldad.
    El librito de Mazoni no tiene desperdicio. Todo un alegato contra la irresponsabilidad de los juristas que se pliegan a los arrebatos de los ciudadanos. Aunque lleguen a conclusiones distintas a las que yo llego. A eso es a lo que llamamos distintas lecturas. Pero tal vez se les graben frases como la siguiente: “La ignorancia en física puede ocasionar inconvenientes, pero no iniquidades”.

    Se diría que alguien sí juega a los dados. Y anda trasteando por mi biblioteca.

Etiquetas: , ,

Busco acaso un encuentro



    En esta primavera de alergias y alegrías, hay encuentros que le iluminan a uno el día.
    Como cruzarme con un chaval de unos once años que silba por la calle Carmen (de Bizet).
     Como comer en una terraza croquetas con A. mientras debatimos si la cocción de las relaciones personales es más chup-chup de nolla casera o fiu-fiu de cuisine postmoderna.
     Como echar cañas, tapas y copas con un viejo amigo que ya apenas para por aquí, para retomar las viejas conversaciones de tiempos gloriosos. Que, como dijo el poeta, eran aquellos tiempos en que las conversaciones aún no eran viejas.




© foto: TrébolAzul

Etiquetas: ,

Frases hechas (2)



    Gustave Flaubert, además de ser Madame Bovary era un tipo de frente notoriamente despejada (como un servidor) y muy viajado (como a un servidor le gustaría), y para más inri le inspiró a Vargas Llosa el título de un ensayo que acabó bautizando un sensual blogo+libro. Flaubert, decía, dejó escrito un Diccionario de lugares comunes (ideés reçues, en francés), que aunque no va exactamente de frases hechas, trata de ideas precocinadas, que tiene algo que ver.
    Merecería la pena actualizar este proyecto, formidable. En realidad, merecería la pena tenerlo en actualización permanente. Yo, desde luego, propondría una entrada para "dantesco": siempre espectáculo, siempre horripilante. Pero mientras tanto, pueden ojearse con provecho las muchas que, desplegadas por riguroso orden alfabético, nos dejó don Gustavo. Como los botones de muestra ci-joints:

            Felicitaciones.- Siempre sinceras, corteses, cordiales, etc.
            Malthus.- "El infame Malthus".
         Regalo.- El valor no lo da el precio, o bien, el precio no lo da el valor. El regalo no importa: sólo cuenta la intención.
         Viejo.- A propósito de una inundación, una tormenta,etc, los viejos de la respectiva región nunca recuerdan haber visto otra parecida.

Etiquetas: ,

Frases hechas



    Al padre del narrador de La historia del señor Sommer, de Patrick Süskind, le horrorizan las frases hechas, hasta el punto de abroncar a sus hijos si se atreven a utilizarlas: son las muletas de la expresión. Pero, como le pasa con respecto a la televisión, el padre del narrador también tiene sus momentos de ddebilidad, y una aciaga noche de tormenta no pudo evitar que se le escapara un "Se está usted jugando la vida".
    Este momento de flaqueza le hace un poco menos íntegro. Pero mucho más humano.




© ilustración: Sempé

Etiquetas: ,