<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Salir del armario



    "Todos eran mis hijos" es el título de una hermosa pieza de Arthur Miller (sí, ese cabronazo que se follaba a Marylin después de Joe di Maggio y antes de JFK).
    Isaac y Tereto eran mis padres.
     Este blog siempre fue un espacio íntimo que me ha dado mucho a lo largo de estos cuatro años: hacer pluma, un estímulo para escribir Primeras Nieves (tengo buenas noticias, por cierto), aliento en momentos duros y una escuela de reflexión y de vida. Y amigos, claro, de los electrónicos pero también en versión hueso y carne; en algunos casos (tengo que decirlo, querida Elfa), mucha carne. Sois estupendos y nadie me robará lo que siento por todos vosotros, incluso aquellos esstupendos que hace tanto que se fueron. Por orden estrictamente alfabético (espero no olvidar a Nadie): mi querida Ana-Monina, el discretísimo e ingenioso Andreu, el as de la aviación virtual BarónRojo, la entrañable Brisa, la inmensa Burma, Dosdedos (de frente),el enigmático y (él sí) brillante Doc, la Joía Espía, mi paisana G., la glamourosa Katrin, el fabuloso Ike, Miss Lula, la Pajarraca Mad (inventora del genial mote de Brillantina), la Peke de mis entrañas, el incisivo Poldark (sí, ya sé que te debo una camiseta), el Tocayo que pinta con la cámara y escribe mejor que todos los columnistas de la última de El País juntos (se nota que él sí lee poesía)... Con muchos, a casi todos, he tenido la dicha de compartir cañas y esas conversaciones metablogueras que vistas desde fuera parecen, sencillamente frikis.
    Otros ya no pasan o lo hacen en silencio (quizá, perdonar, tenga un recuerdo para ese corazón con piernas (¡y qué piernas!) que se llama Jairaki La ruta de la Seda, por lo que pudo haber sido y no fue), Francesca, Lágrima...qué sé yo, muchos nombres (la mayoría femeninos, como sabéis). Por no hablar de quienes montaron un día en aquel viejo taxi del que ya sólo nos acordamos un puñado de sentimentales.
    Hasta ahora sólo una persona del Mundo Real (TM de AnaMonina) sabía de este pedazo de mi vida. Sólo una vieja y a veces no tan discreta amiga (y vieja califica la amistad, no la persona, quede claro). Pero en estos tiempos tan agridulces como el cerdo del Gran Muralla, he sentido la necesidad de salir del armario. Así que tal vez a partir de ahora aparezcan por aquí nombres nuevos: les pido que entren con delicadeza y traten con respeto y cariño a los viejos inquilinos del inmueble, pero también que dejen su huella si les apetece (en la caja de comentarios, por si no sabíais). Eso sí, que se escondan bajo un nick adecuado: me divertirá tratar de desenmascararlos. Y lo haré, antes o después, así que no me jodais el juego. A los de siempre os pido que los tratéis bien: son amigos, de los de carne y hueso, y lo merecen.
    A todos, no os digo lo que ya sabéis por eso...porque ya lo sabéis.
    Abrazos.



                Eme Hache




PS: Por cierto, el acto es privado, sólo para amigos (con A) de la familia. Pero un día de estos vamos a hacer una fiesta que se va a cagar la perra. Y esa sí estáis todos invitados.

Etiquetas: ,

Redes



    En días como estos uno se cobija en la tupida red de los afectos. Agradece cada hora dedicada a lo largo de los años a trenzar y tender sus fibras, sutiles e irrompibles, se aprovecha sin escrúpulo de lo que otros tejieron, y se envuelve en su manto en busca de la confortante tibieza de las pesadas mantas de los lejanos lechos de la infancia.

    Me perdonarán. Ya saben lo mucho que disfruto con los afectos de fibra de vidrio de estas redes virtuales pero, en días como éstos, me quedo con las que se tejen a base de abrazos, risas y lágrimas de materia orgánica.



© foto: Erik Found

Etiquetas: , ,

Hachazos






            Un manotazo duro, un golpe helado,
            un hachazo invisible y homicida,
            un empujón brutal te ha derribado.


Lo que sigue, la verdad, me parece un poco exagerado. Pero hasta aquí, me va bien. Y la verdad es que si le convocara a las aladas almas de las rosas me mandaría a cagar: mariconadas, las justas. Sin pestañear.



© foto: Manuel Escalera

Etiquetas:

Espacio-tiempo



    Este artilugio de aspecto inofensivo es en realidad una potente máquina del tiempo. Su misión: mantener la vida en mi planeta mientras yo viajo en el espacio. La he probado: ¡y funciona!





© foto: EmeHache

Etiquetas: ,

Poesía



    "La poesía es prosa en movimiento."
Mathew Marcus


Etiquetas: , ,