<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Más impuestos

      La finalidad redistributiva de la fiscalidad se aplica también al equilibrio entre los distintos territorios. Por eso, y a riesgo de quedarme de sopetón sin comentarios, me gustaría resaltar que la propuesta de Maragall para la financiación autonómica es una bomba que plantea hacer saltar por los aires el Estado de las Autonomías. Por muchas razones  --entre otras, porque no apela a cuestiones identitarias, sino a la raíz material del poder político-- es bastante más radical que el difunto plan Ibarretxe. Tanto que hay razones para sospechar que fueran altas instancias del PSOE o el Gobierno --no necesariamente lo mismo-- las que lo filtraron a El País, con pelos y señales, el día antes de su presentación oficial.

     Y que conste que no me parece mal que se revise la organización territorial de España. Es más, parece que va siendo hora, y además creo que convendría replantearse si la fórmula del café para todos no es una fuente permanente de conflicto con nacionalismos que reivindican precisamente su singularidad

    Ah, y por supuesto el asunto no recibió de entrada la menor atención en los telediarios. En el que vi yo el jueves, sin ir más lejos, ni se hablaba de ello. Da miedo pensar cómo van a presentar un tema tan técnico (pero tan político) los comentaristas habituales de noticias. Así que, si quieren estar informados, háganme caso: este asunto es muy serio, y habrá que leerse la letra pequeña.

0 opinan

Responde