<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\0756937146\46blogName\75Ideas+brillantes\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLACK\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://ideasbrillantes.blogspot.com/search\46blogLocale\75es\46v\0752\46homepageUrl\75http://ideasbrillantes.blogspot.com/\46vt\0757719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Oxímoron




Esta palabra, que tan de moda estuvo una época en los blogos pedantes (junto con meme, haiku y palimpsesto), nunca me resultó simpática. Me gustaba más el equivalente latino (contradictio in terminis) o incluso castellanizado: contradicción en términos. Es tan incómoda que ni siquiera tiene un plural cierto: se aceptan por igual oxímoron y oxímoros.
   En cambio, el concepto en sí sí me hace gracia. Desde que oí de las coñas de Unamuno sobre el pensamiento navarro (en realidad, un diario carlista realmente existente). Por cierto, pese a las alegaciones de algunos, La verdad de Murcia no es un oxímoron.

  De los que sí, anoto aquí tres que han llegado a mis ojos últimamente.

                    accesorios imprescindibles
                    pose natural
                    guardia de asalto
   Por cierto ¿sabían que la palabra oxímoron es, etimológicamente, una contradictio per se?

   Ogh, qué asco me doy cuando me pongo pedantón.

© foto: Chiqui de la Fuente

Etiquetas: , ,

Mensajes ocultos



    AYUDO-TULLIDOS-APURADOS-PURGAN-DIÑAD-CHES


No consigo librarme de la sensación de que en ocasiones Apalabrados trata de decirme algo.

© foto: Michael Summers

Etiquetas: , ,

Mecánica sádica


 
A la vuelta de las vacaciones, una máquina infernal nos espera.
   Y no, no es el reloj de fichar.
   Es la maldita báscula.



Mikado


   La política económica, dijo el profesor, es como jugar al mikado. Uno toca un palito y confía en no joder el resto.



La vida a veces también.
© foto: Le Trou a Rat

Etiquetas: , ,

Sin palabras

¿Para qué?




© foto: Richard Avendon

Etiquetas: ,

Angel González


Ha muerto Ángel González García. Y como mi cabeza no da para más, pensé por un rato que era otro Ángel González poeta que se fue hace siete aciagos años. Qué cosas. Y me vino a la cabeza un poema que leí hace tiempo y que, como las llaves que me dejé por ahí, no conseguía recordar dónde. Pero cuando lo vi, supe que era éste.



        Breves acotaciones para una biografía

           Cuando tengas dinero regálame un anillo,
           cuando no tengas nada dame una esquina de tu boca,
           cuando no sepas qué hacer vente conmigo,
           pero luego no digas que no sabes lo que haces.


           Haces haces de leña en las mañanas
           y se te vuelven flores en los brazos.
          Yo te sostengo asida por los pétalos,
          como te muevas te arrancaré el aroma.

          Pero ya te lo dije:
          cuando quieras marcharte ésta es la puerta:
          se llama Ángel y conduce al llanto.





Etiquetas: , ,

Desde la barrera

 
 A veces toca asistir desde la distancia al terrible espectáculo de los amigos repitiendo errores que conoces bien.  Al otro lado de la barrera, contemplas desolado el sufrimiento, la rabia, el desánimo, y anticipas el dolor que te consta les espera a la vuelta de la esquina. Impotente, te limitas a lanzar gritos de ánimo que sabes que devorará el estruendo de la batalla.

    Es jodido no saber qué hacer para ayudar.


© foto (pasada a b/n): Jo Christian Oterhals

Etiquetas: , ,