<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Franquismo (Reloaded)



     Charlaba el otro día con aquel hombre sobre el franquismo. Me decía, levemente indignado, que la versión canónica en el día exagera la represión. Que la posguerra fue muy dura, pues la guerra civil lo había sido  (eso decía), pero que ya en los sesenta se podía hablar, leer, y hasta organizarse con relativa libertad, y que no se pasaba tan mal. Lo decía alguien que había comparecido ante el TOP, tenido gentes alojadas en casa en noches inciertas, dos hermanos en la cárcel y otro privado de pasaporte, y anduvo firmando trabajos con nombre prestado porque figuraba en una de aquellas listas negras. Eso lo recordaba yo, pero no lo mencioné. Hace tiempo que  adopté por costumbre no discutir con aquel hombre.
    Me vino a la cabeza, en cambio, algo que había leido hacía poco. Lo escribía en un libro publicado en 1961 un médico rural claramente "afecto al régimen", de un pueblo de Extremadura. Allí, contaba, en los entierros

 

 "desde que terminó la guerra de liberación hasta ha pocos meses, los hombres despedían al difunto pasando delante del féretro al mismo tiempo que hacían el saludo falangista, costumbre que ha perdurado veintidos años; hoy se ha vuelto a la tradición, se despide el cadáver con una ligera inclinación y se da el pésame a los dolientes, que se situan a la izquierda".


De eso me acordé, pero tampoco se lo dije.

0 opinan

Responde