<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Guacamole


    Después de todos estos años escribiendo (sí, ya sé, últimamente muy poco, pero a lo que iba) me doy cuenta de que hay pocas cosas que no haya hecho en este blogo. Y una de ellas es colgar recetas. Pero no, descuiden que no les voy a obsequiar con la de la paella (aunque es infalible y sale de muerte). Les va a tocar la del guacamole, que también es lucida y además da mucha menos guerra.
    Así que anoten. O mejor, impriman. O expriman.

    Primero la cebolla: como media cebolla mediana, y se pica a conciencia pero a cuchillo: hasta que queden trocitos minúsculos, casi pulpa líquida de cebolla. Lleva un tiempo, pero es importante. Luego, al bol. Se agarran un par o tres de aguacates maduritos (importante: que no estén duros, pero tampoco pasados). Se rebanan por la mitad (como la carótida de Utrilla en Celda 211 ) hasta que quedan como el de la foto. Se quita el hueso y se vacía la pulpa en el bol. Se añade el zumo de medio limón, su pizca de sal y yo suelo echar un poquito de pimienta blanca. A continuación, con un tenedor (insisto, esta receta aborrece la maquinaria) se va aplastando el aguacate para que se vaya mezclando con la cebolla y el limón, con paciencia, hasta que queda una pasta más o menos compacta, en la que pueden quedar trozos no muy grandes. Luego, un par de gotas de tabasco y, si lo tiene a mano, una ramita de cilantro picado. Se prueba y se rectifica de sal, if necessary.     Se sirve en el bol, acompañado de fritos de maíz (vulgo Doritos),o nachos, o patatas fritas, que es con lo que lo comeremos.
     Buen provecho.


    Y es lo que digo yo: si no es de servicio público ¿para qué coño sirve un blogo?

© foto:MH sobre original de Jordi Rosich

Etiquetas: , ,

3 opinan

  • ¡Hala! ¡Qué fácil! Me la apunto.

    Lo del servicio público algunos blogs lo realizan al pie de la letra (hablo de los Otros, claro). No veeeeas que peste... :D

    Anonymous Nuala a las 5:59 a. m.       
  • El guacamole más soso de la historia...

    Blogger mad a las 12:19 p. m.       
  • ¿Ves? Ya sabía yo que el servicio público no era lo mío...
    Vuelvo a la contemplación de las pelusas.
    Besos, Pajarraca. :)

    Blogger MH a las 4:18 p. m.       

Responde