<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Encuentros (2)

    Camino de la compra, abro la gran puerta enrejada de la casa a un vecino. Un hombre anciano, vestido con ropa gris que nunca estuvo de moda, y una gorra plana, al que solía cruzarme mucho cuando él andaba de mandados, o trayendo y llevando a un niño pequeño --un nieto-- del colegio. Le veo demacrado, ha perdido peso y lleva una expresión fúnebre, pero algo me empuja a decirle que tiene buen aspecto. Lo que tiene son ganas de hablar.

--Pues ya ve. Si supiera cómo estoy. Con dos bolsas aquí --se señala bajo el abrigo-- . Y lleva dos días sin salir nada. Me operaron del colon hace tres semanas, y ya ve cómo estoy.
--Bueno ---replico sin convicción-- al menos tiene ánimo para salir a disfrutar de la mañana y dar un paseo.
-- Me canso en seguida --me sigue mirando fijo, desde esos ojos que ahora advierto hundidos en unos senos amoratados--.  No duermo de día ni de noche, pensando si se va a salir esto --indica vagamente, de nuevo--. Para esto, es mejor morirse.

Y luego musita algo más confortante, imagino que consciente de que quizá no tocaba hablar así a un vecino con el que no ha cambiado más que saludos y comentarios triviales hasta entonces. Se da la vuelta buscando el portal.

  Otra muestra de complicidad humana que no puede uno ignorar.

© foto: Ernesto Gonzalo

Etiquetas: , , , ,

1 opinan

Responde