<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Lejos de la tristeza








casablanca   Oigo a Camela en Lo + plus  --qué buenos invitados y qué malas entrevistas-- explicando por qué escriben canciones de desamor.

-- Cuando uno esta enamorao --viene a decir Dioni  -- cualquier musiquita  nos va bien.


      Es en la tristeza, metido en ella hasta las cejas o empujándola por ver si se aleja, cuando necesitamos más las canciones. Nos recuerdan, cuando nos sentimos más sólos, que no lo estamos tanto. Ponen palabras a lo que a veces no sabemos expresar.O cuando menos, música a lo que nos azora.

      Yo pasé mi último sofocón con Amaral en  dosis de caballo. Pero el catálogo de las canciones tristes es largo y más delator que un curriculum vitae o el contenido de nuestra cartera. Son nuestra vida puesta en palabras de otros. En otras palabras.

   También están nuestros himnos a la alegría. Tengo varios, para distintas ocasiones, pero hay uno que retorna inevitablemente: As times goes by, la canción de Casablanca. Cuando estoy contento, ilusionado, con proyectos en la cabeza, se me cuela su melodía, meláncolica y en blanco y negro,  y tengo que silbarla.

   Estos días, en cambio, disfrutando del solecito y con las pilas recargadas después de haber visto el mar, no consigo dejar de tararear Sweet Caroline.






Etiquetas: ,

0 opinan

Responde