<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Clasificados










   No es la primera vez que reflexiono sobre las cuestiones del género de los blogos. No, no me refiero a si son masculinos o femeninos, sino al género literario. Poco que ver con el diario íntimo --publicidad e intimidad son radicalmente incompatibles, diga lo que diga la bióloga Ana Obregón--, casi nada en común  con el periodismo, salvo contadas excepciones, y sólo ocasionalmente con la ficción literaria. Como deberían saber, una porción nada desdeñable de lo que rula por Internet tiene que ver, directa y descarnadamente, con el sexo y sus magnesias. También es conocido el dictum  de Garcia Marquez: "Yo escribo para que me quieran más".  Y se refiere --está claro-- a más cantidad y más gente. Así que la conclusión cae por su peso: buena parte de los blogos, sobre todo los llamados personales, pertenece al género de los anuncios de contactos.
      Un género no bien estudiado, despreciado por la crítica, pero que tiene cultivadores a mansalva, y cabida en medios de lo más respetables. Como el SMS, el anuncio de contactos debe ahorrar (literalmente) palabras, pero a diferencia de éste,  debe tener punch. De lo contrario, el público deseado (o target) no sucumbiría a la tentación. Desde luego, si alguna vez me veo en la tesitura --que como todo el mundo sabe quiere decir necesidad-- de poner uno de estos anuncios, no me busquen detrás de uno como, verbigratia, éste:
Cuarentón bien parecido, universitario, de mente despejada, amante del blues, la danza contemporánea y los paseos campestres busca mujer de entre 18 y 25 con gustos similares, para amistad y algo más.

         La gran ventaja de los blogos sobre el clasificado por palabras es que por un precio nominal  ridículo --aparentemente gratis-- tiene uno a su disposición un espacio casi ilimitado en el que ir desgranando las cualidades que lo adornan,  evocaciones de infancia,  pelis que le han marcado y  rasgos que le embellecen.  Hasta colgar fotos, no necesariamente de cuerpo entero, y mejor si es de la tierna infancia.  Así, entre comentarios de actualidad y reflexiones sesudas, se van dejando caer los píxels que componen el retrato del anunciante. Luego, sólo es cuestión de dejar abiertas las ventanas de comentarios y esperar que, como libélulas al faro halógeno, se vayan acercando las pretendientes. Los correos, las quedadas y el chateo permiten rematar la faena.

        Así pues, frente al anuncio sensu stricto, el blogo personal nos otorga espacio para tejer la tela de araña y  tiempo para acechar a las víctimas. Por si fuera poco, no sólo se zafa uno del estigma de la desesperación-- ¿qué clase de gente pone estos anuncios? pero ¿quién no ha fantaseado alguna vez con ponerlos?-- sino que se adorna con el glamour de lo literario.
       Personalmente, si algún día sucumbo a la tentación, publicaría algo parecido a esto.


Si tienes estómago para aguantar a un tipo malencarado, de modales toscos, no especialmente agraciado y de vuelta de casi todo, que jamás (leelo bien: JAMAS) va a renunciar al mando a distancia, llama, y tal vez encuentres que debajo hay algo que merece la pena.








Clarke2




Excusatio non petita: Ideas Brillantes no, quede claro. Esta es una bitácora de reflexiones sesudas. Se nota por los latinajos. No obstante, interesadas, dejar  dirección de contacto en comentarios.





©   fotos Bob Carlos Clarke

Etiquetas: ,

1 opinan

  • Creo que en esta tema..se ha abierto la veda a los contactos,escribes en una pagina y todo em mundo cree que estas abierta a cualquier sugerencia que te puedan dejar...Escribo y está bien conocer gente,aunque de todo esto solo he conocido 3 personas que realmente han valido la pena...es todo tan subrreal a veces en los blogs...pero de todo lo malo siempre sale algo positivo y me quedo con eso.Te invito pues a mi space,no no te asustes...no voy a ligar contigo ,tan solo si te apetece me lees,hasta pronto,saludos.

    Anonymous luna de skorpio a las 12:07 a. m.       

Responde