<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Fracciones



    Está claro que no pueden hacerse las cosas bien a medias.
     Por eso me conformo a menudo con no hacerlo mal del todo.

Etiquetas:

Curiosidades patrias



    Al parecer, sólo otros dos países europeos carecen, como el nuestro, de letra en su himno nacional. Gravísimo déficit, como saben. Lo de Bosnia Herzegovina se explica por razones tristemente obvias. Lo de San Marino (o Andorra, en otras versiones), es también evidente: no les cabe.
     Para que luego digan que la políticos y la prensa no se ocupan de las cuestiones que realmente importan a los ciudadanos.

Etiquetas: ,

Deriva



    Como un tapón de corcho que flota después de que hundiera la botella que tapaba y el agua salitrosa se comiera el papel donde un día se escribió un mensaje, así percibo en los últimos tiempos este cuaderno electrónico. A la deriva, aislado, sin fuerzas casi para gritar, olvidado de lo que fue...pero vivo y, a su manera, sereno.
    ¿Una insensatez?



© foto: StarBuck Guy

Etiquetas: ,

Aspiraciones



    Me hubiera gustado pasar por la vida como un vividor.
     Pero me dices que sólo he llegado a superviviente.

Etiquetas: ,

Seguridad en el trabajo


Joven, acérquese acá,
¿Estima usted su pellejo?
Pues escúcheme un consejo,
que me lo agradecerá:

Arroje esa timidez
al cajón de ropa sucia,
y por un poco de argucia
dé usted toda su honradez.

Salude a cualquier pelmazo
de vales, y al saludar,
acostúmbrese a doblar
con frecuencia el espinazo.

Diga usted sin ton ni son,
y mil veces si es preciso,
al feo, que es un Narciso,
y al zopenco, un Salomón;

que el que tenga el juicio leso
o sea mal encarado,
téngalo usted de contado
que no se enoja por eso.

Al torpe déjele hablar,
sus torpezas disimule,
y adule, adule y adule
sin cansarse de adular.

Como algo no le acomode,
chitón y a tragar saliva,
y en el pantano en que viva
arrástrese, aunque se enlode.

Y con que befe al que baje,
y con que al que suba inciense,
el día en que menos piense
será usted un personaje.


Rubén Darío

Etiquetas: ,

Actividades culturales




    Cuando uno lleva unos añitos lustrando un blog con imágenes en blanco y negro –o más precisamente, en escala de grises-- y cierto gusto por los fotógrafos clásicos, una exposición como ésta se convierte a la vez en una ocasión para descubrir nuevos autores y un reencuentro con los ya conocidos. Más de una de las expuestas ha acompañado alguno de estos textos. En todo caso, una invitación a disfrutar (aunque, si pueden, no vayan un domingo después de las once).

Por cierto, que las fotos son también el pie forzado del concurso de relatos cortos Las redes de la memoria, convocado por Globalkultura. Hay hasta el 20 de octubre . Yo que ustedes me animaría.

Por cierto, que si va uno a montar una quedada, hay que hacerlo a lo grande, como estos de Eventoblog en Sevilla. Yo estoy ya apuntado.

Ahora, que si quieren pasar un rato bueno-bueno viendo cine del mejor, no se pierdan Mataharis, de la que lleva camino de convertirse en mi directora favorita del mundo: Iciar Bollaín. Si aguantan los ojos de Nawja Nimri sin que se les piante un lagrimón, me lo cuentan.

Etiquetas: ,