<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Décimo aniversario

 

    En un par de meses este blogo celebrará su décimo aniversario. Ya hace tiempo que hubo que cambiarle el subtítulo a estas (ahora) ocurrencias de un cincuentón. Muchas cosas han cambiado en estos años: el diseño original del calvo de arriba dio paso a la sobria elegancia de esta plantilla salida de los cinco dedos de la mano de DosDedos, la frecuencia de los textos ha ido raleando, y también se ha reducido el número de los comentaristas habituales, hoy un selecto puñado encabezado por mi querida Peke y la maga Jaio.  Echo de menos a muchos; tanto, que me resisto a mencionarlos por sus nicks. Pero sé que la vida pasa, y seguir en el mismo sitio es la mejor forma de quedarse atrás.
   En estos años  ha cambiado de arriba abajo la blogosfera (¿sigue llamándose así?), mejorada en diseños y variedad pero aquejada cada vez más de profesionalismo y sin duda acosada por las nuevas plataformas: twitters, facebooks y demás. Pero más ha cambiado mi propia actitud ante el invento. La mezcla inicial del entusiasmo del explorador, el cálido sentimiento de comunidad y la fascinación por el medio, junto con no pocas asignaturas pendientes en lo personal, hicieron que estas Ideas Brillantes desempeñaran un papel importante en mi vida durante muchos años. Luego, las cosas fueron cambiando, y hace años que el blogo es una faceta apreciada pero marginal en mis días. Supongo que eso se nota también.
   Hace mucho tiempo que tengo claro que este blogo lo escribo, sobre todo, para mí mismo. Lo cual no quiere decir que no quiera compartirlo, y mucho. Y con muchos. Pero eso no me quita el sueño.
   Lo otro que tengo claro es que quiero que siga presente en mi vida. Y que ya que no destacará por su brillantez --insisto, esa cualidad siempre fue meramente física en este blogo--, por sus estadísticas o su profundidad, al menos competirá por el podio de la longevidad. Estos diez años me colocan en la parte alta de la tabla, y ahí aspiro a seguir.

   Para conmemorar la década, se me ha ocurrido ir revisando el archivo del blogo, y rescatando aquello que aún me parezca que merece la pena. Eso iré haciendo en las próximas semanas. Y tal vez vaya a buscar a alguno de los antiguos invitados, por ver si quieren pasarse a saludar. Y no sé si alguna otra cosa.
  Lo dicho. Que queda oficialmente inaugurado este pantano. Las celebraciones, quiero decir.
 
   
© foto: Eme Hache

Etiquetas: ,

1 opinan

  • Felicidades, meu!. El mío hizo los diez años hace unos días. Ya no es lo mismo, no, pero así tiene que ser. :)

    Anonymous peke a las 11:30 a. m.       

Responde