<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Curiosidades

      Me picó la curiosidad --que es el más agudo y persistente de los picores que me aquejan-- y me pregunté si habría alguna regularidad en la circulación de monedas ahora que compartimos espacio euro. Así que aprovechando un plan de ahorro doméstico empezamos a guardar en una hucha de barro todas las monedas de uno y dos euros que iban cayendo en nuestras manos. Mi hipótesis era que ese procedimiento, casi azaroso, debía garantizar la calidad de la muestra. El pasado sábado procedimos a romper la alcancía, y este fue el resultado (descontando algunas con la efigie de Juan Carlos) de recontar 304 monedas de euro y 224 de dos euros.

Monedas       1 euro       2 euros       total
                           %                 %
Francia             28,9           33,9          31,1
Portugal            25,0            14,7          20,6
Italia                15,5            10,3         13,3
Alemania          16,1             25,4           20,1
Bélgica             11,8              8,5          10,4
Holanda             1,3              3,6            2,3
Irlanda               1,3              3,6            2,3



      Como era de prever, el peso mayor correspondió a nuestros vecinos, aunque con una ponderación clara --pero no proporcional-- a favor de la más potente de las dos economías. Con todo, hay algunos rasgos curiosos: el peso de Alemania es mayor en las monedas de dos euros que en las de uno (¿habrán acuñado sustancialmente más de las primeras?). La ausencia de muchos países de la zona euro se explica porque las primeras monedas de cada tipo quedaban retiradas para otra colección. Aún así, la presencia de otras no se explica sólo por su peso de nuestra balanza comercial ni por el tamaño relativo de las distintas economías. Llama la atención la concentración en cuatro o cinco países. No sé muy bien aún cómo interpretar los datos, así que no me atrevo a plantear una segunda hipótesis sobre el efecto diferencial de la introducción del euro en términos de inflación.

Por cierto ¿alguien se atreve a adivinar cuál es el destino de tamaño esfuerzo de ahorro? Es fácil, si lo piensan un poco.

0 opinan

Responde