<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Profundidades



    Venga, vale, un día de estos dejo las lecturas profundas. Pero mientras tanto, miren qué cosas se encuentra uno. Lo dice Joaquín Font, un arquitecto tronado padre de dos poetas en Los detectives salvajes (387), de Roberto Bolaño:

    La libertad es como un número primo.

    Así, sin más explicaciones ni más nada. Una de esas frases por las que uno podría pasar sin detenerse (aunque es difícil, con esa gran Libertad como sujeto), pero donde si nos detenemos podemos quedarnos atascados horas. Más que minas antipersonas, son cargas de profundidad librescas.
    Yo aún no lo he entendido.
    ¿Alguna sugerencia?

© foto: J.Salmoral

Etiquetas: ,

Vejez



    Entre las muchas cosas que no hago en estos días, hay dos o tres que sí, y una en particular con auténtica fruición: leer. Las novelas son lo único que invita a la concentración y cumple de maravilla la denostada y magnífica labor de evadirme de la contemplación circular de los ombligos. Así que leo cosas de lo más diverso, saldando deudas viejas --Isak Dinesen-- o asomándome a autores aún no leídos --Phillip Roth--, con alguna excursión entre medias a los best-sellers disfrazados de lobos --La elegancia del erizo-- o inclasificables que aún no sé si me gustan o no --Bolaño.
    Curiosamente, incluso en lo más ligero y humorístico encuentro tintes sombríos, pero eso lo debe dar la estación.
    En Elegía (extraña traducción para Everyman) de Roth, leo unas reflexiones devastadoras de un hombre a punto de morir.
    "La vejez no es una batalla; la vejez es una masacre."
    Pero no puedo evitar pensar que, como oi en una película el otro día, envejecer es un premio.
    Seguiré leyendo y ya les cuento.



© foto: JGuidus

Etiquetas: ,

Propósito



    Cuando uno siente que tiene que hacer un esfuerzo para sacudirse los desánimos de la Navidad, y los que arrastró el año acabado en ocho, es que ha llegado el momento de dispensar del coñazo a los amigos. Así que me dejo tentar por la idea (nada brillante) de ver languidecer este blogo.
    Pero precisamente cuando hay que sacar biceps para arrastrarse a pulso lejos de esos pozos es cuando más falta nos hacen los agarres. Los de la voluntad y los de la amistad.
    Así que asomo por aquí la jeta un tanto desmejorada por las celebraciones para anunciar mi propósito de aguantar el tirón. Firme-firme no sé si es, pero es un propósito, se lo aseguro. Así que de momento seguiremos por aquí, estas ideas y un servidor.
    Lo que no sé es cómo ilustrarlo.



© foto: A VeCeS Veo

Etiquetas: , ,