<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

De lo particular a lo general

     Leo en el libro del hombre sabio (Wiseman, Richard, 59 segundos) que las personas cuyos apellidos empiezan por las primeras letras del abecedario tienen más éxito en la vida que los del final de la lista alfabetica. Y pienso si explicará aquello que me intrigaba de los cocineros.

    O si funcionará igual con los nombres de pila.

Si lo sé pongo a mis hijos Aaron, el mayor, y Abraham, el pequeño. Con lo que me gustan las As, además.

Ya, un poco judaico, pero ¡coño! estamos hablando de su felicidad.

Etiquetas: , , ,

Funcionarios (de las enaguas)





     --Los colores del deseo no engañan a nadie.
     --Debes de estar equivocada, Anna Maria- había dicho Nelanda. - Paolo Cerbante no es un funcionario de las enaguas.
     -- Todos los hombres son iguales, comadre; en voz alta o en voz baja, a todos les gustan las mujeres hermosas.

     Sony Labou Tansi (1987): Las siete soledades de Lorsa López , Barcelona, Muchnik Editores

Etiquetas: , ,

Iconos (2): Ella

     Meses después por fin la encontré. Esa vez estaba la pareja, al completo: como lo recordaba, en esencia: los signos de la feminidad, pero no eran un abanico, ni un lazo, sino algo quizá más gracioso, un pintalabios. Lo que en terminología viejuna ya entonces se llamaba coloquialmente un "chori".

     Estaba en un bar que en tiempos frecuenté casi a diario, y al que entré de casualidad hace unas semanas. Allí, esperándome.

     Recordándome cómo la memoria juega con nosotros al escondite.

© foto: Eme Hache

Etiquetas: , ,

Teología para adolescentes






     Yo soy católico no creyente.


     Amén.
© foto: Robert Mapplethorpe

Etiquetas: , ,