<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Ideas más que brillantes


       
El servicio de estudios de un banco español importante nos propone que en adelante los asalariados empiecen a contribuir a sus indemnizaciones de despido a lo largo de su vida laboral, abaratando así el coste para las empresas, y por tanto --oh, maravilla-- mejorando la calidad del empleo.

         Yo creo que se han quedado cortos: cada trabajador debería cotizar para pagar su propio salario. Deberíamos empezar por abrir una cuenta ahorro-salario para nuestros hijos desde pequeñitos, y cada yogur que no compremos, cada día de campamento que se ahorren, cada sesión de cine a la que renuncien, les ayudarán en el futuro para que los empresarios no tengan que pagarles los desorbitados sueldos que hacen imposible contratar a nadie.

       Aun diría más. Sería conveniente que ahorraran también un poco para pagarle a los empresarios su merecido y mermado beneficio. Así, a poquitos, que no duele tanto.

       Bien pensando, no estaría de más que se crearan también una cuenta-ahorro-impuestos, porque no hay derecho a que el Estado se quede sin sus ingresos fiscales sólo porque el trabajador haya sido tan imprudente, impúdico o improductivo como para provocar su despido.

     He aquí una idea más que brillante, que merece la penar llevar hasta sus últimas consecuencias.

© foto: Lewis W. Hine

Etiquetas: , ,

1 opinan

Responde