<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Sexo



Confieso que una de las cosas que más me atrajo en esto de las bitácoras fue la posibilidad de hablar de sexo con franqueza, amparado en el anonimato y haciéndole un regate a los  pudores. Al parecer las mujeres pueden hacerlo --hablar-- con más frecuencia, pero a mi me resulta difícil encontrar momento e interlocutor.  Durante algún tiempo disfruté leyendo y comentando cuadernos donde la sexualidad --el leve fraseo del deseo, la cartografía de sus recovecos,  la gimnástica del encuentro, la repostería variadísima de las pasiones y  la lógica improbable de sus pulsos-- ocupaban el centro del escaparate.  Pero luego empecé a conocer  y a tratar a otros bitacoreros y con la intimidad volvió --paradójicamente-- el pudor. Ahora me vuelve a costar hablar de sexo con franqueza sabiendo que al otro lado estáis vosotros, leyendo lo que escribo. Curioso ¿no?





0 opinan

Responde