<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Llegar




De pequeños, supongo que muchos imaginábamos que llegaría lejos.
Pero sólo él soñó que llegaría tan alto.

Etiquetas:

Corrección política

hen





Si mis amigos/as
fueran superman/woman,
otro gallo/gallina les/nos cantaría.


Post-post: Gallo/ina con G mayúscula de dia G.
       Felicidades, Rubia.






       ©
Rolf Janssen

Etiquetas: ,

Regalos (2)

   "A veces, algunas veces, -- cantaba Maria Ostiz-- el cantor tiene razón...".
   "¡Por eso folla con él!" -- bramaba el coro de los borrachos.

   No es que venga ni de lejos al caso, pero la locución adverbial "algunas veces", con la que iba a empezar este texto, indefectiblemente despierta esta asociación en alguna región de mi --ay-- ya renqueante memoria. O sea, que algunas veces la vida se empeña en concentrar sus chistes macabros en un corto lapso de tiempo, otras se muestra pródiga en regalos con igual desviación típica, y otras por fin combina alegrías y pesares en las dosis medias habituales. Hará como un mes tocó concentración de fules, pero esta semana han llovido, literalmente, los regalos. Les dejo una lista.






*Una antigua empleada me hizo llegar su recuerdo en forma de anuario;
*Mi Espía favorita, una nueva prueba de su amistad en formato PDF;
*Un viejo amigo me trajo de Sicilia un muestrario de fotos de Battaglia;
*Otro más joven, aromas del conde  Grey de un viaje a Londres;
*Uxía, un ejemplar de sus Vidas exemplares.
*Mi hijo mayor (y el pequeño), una webcam pirateada de su Play.
*Bloglines, la noticia de la vuelta de un blogo demasiado tiempo parado.
*La Empresa la promesa de un juguete nuevo.


     No  crean que no ha habido marrones--y alguno muy doloroso-- pero por una vez los regalos ganaron por goleada. Y como soy un tipo agradecido, quería dejar constancia pública.

Casi se me olvida: Dosdedos me regaló este cártel de una quedada, y Nuala la amenaza de que vendrá.
             audio

Etiquetas:

Literatura subversiva



Máxima

En verdad en verdad les digo:
no hay nada más poderoso en el mundo
que una mujer.

Por eso nos persiguen.

Gioconda Belli, Apogeo (1998)



Este es uno de los tipos de literatura que trato de evitar que entre en mi casa.
El otro es Zipi y Zape.


Etiquetas:

Normas de la casa de la Brillantina









Grillo

      © foto: Oskar Grillo (2006)







audio



1. El respeto al interlocutor viene en la versión básica, no es un extra.
2. Si encuentra algo que parece una sutileza, desconfíe: aquí la transparencia es norma y el WYSIWYG nuestro primer mandamiento.
3. En la duda, el humor se nos supone, como el valor al soldado.
4. Si está en desacuerdo con lo que lee, no dude en decirlo. Si simplemente no le gusta, lo mismo. Pero antes párese a pensar ¿tiene  argumentos?
5. Al dueño del garito le gusta tanto que le doren la píldora que su terapeuta se lo tiene estrictamente prohibido. Así que absténganse  de peloteos y buenrollismos.
6. Las imágenes e ideas se acreditan siempre que tengan autor conocido y persona física.
7. A veces hay regalos escondidos, pero la oferta de camisetas está cerrada.
8. Sólo hay una cosa que no debe criticarse nunca: la lista de enlaces. Encierra lógicas quizá obscuras, pero implacables.
9. No se censurarán comentarios, salvo incumplimientos  graves de las normas Uno, Cinco y Ocho.
10. Siéntase como en su casa, pero recuerde que está en la mía.
Gracias por venir.



Adicional 1: No se siguen memes.
(Nunca ha habido que explicitarlas, pero vienen rigiendo desde hace tiempo).

Etiquetas:

Teología para de niños


--Papá, creo que Dios estaba borracho...


Etiquetas: ,

Taxonomías

El buque de Edward England disponía de 26 cañones fijos y  4 móviles, y en 1718 "llevaba a bordo cerca de 130 hombres blancos, y otros 50 entre españoles, negros e indios".



    
David Cordingly (1995), Under the black flag. The Romance and the Reality of Life Among the Pirates

Etiquetas:

Vocales

ali-mcgraw

    Las mujeres de mi vida siempre han tenido As; al menos una A a rastras. La primera a la que besé, tenías dos As y una O. La que amé por vez primera, una A y una E. La que me abandonó era de dos As y una I. Me casé con una A y una I. Luego tuve una amante con dos Is y una A. Pero las que de verdad me volvieron loco presentaban una elevada densidad de As; sólo As; dos sobre cinco letras la que me rompió el corazón de adolescente; dos As peladas con una única consonante la que me lo volvió a crujir de adulto.
    Creo que nunca he querido a una mujer desnuda de As.



    Tiemblo pensando en el día en que encuentre a una Ágata, una Amanda. O una Arantxa.

Etiquetas:

Conocimiento por acumulación




"Si he logrado ver más lejos  es porque me he aupado a hombros de gigantes"

  
                Isaac Newton, carta a Robert Hooke (1676)




¿Tendría en mente algo como lo de la foto?

Etiquetas:

El armario de Zumalacárregui

    Cuentan que don Benito Pérez Galdós --uno de nuestros mayores escritores vivos y una de las más nobles imágenes en un billete de mil pesetas-- topó mientras andaba embarcado en la preparación de la tercera serie de los Episodios Nacionales con uno de los descendientes de un lugarteniente, ayuda de cámara o secretario del caudillo carlista Zumalacárregui. Sabedor de que don Benito preparaba un episodio dedicado al temible don Tomás, el heredero se ufanó de ofrecer al famoso escritor cierta documentación que podría serle de utilidad. Concertaron un encuentro, y condujo a Galdós hasta su casa,  una de cuyas estancias alojaba un armario de buen tamaño. Lo abrió y mostró su contenido: legajos y expedientes, correspondencia suelta y en atados, libros de órdenes, partes de guerra,  en fin, todos los papeles de Zumalacárregui, abarrotando las baldas y custodiados como el precioso tesoro que eran.
-- A su entera disposición quedan, don Benito. Aquí tiene para escribir tres volúmenes más.

   Algo parecido debió de pensar el canario, que pidió un rato a solas con los papeles, anduvo husmeando un poco, picoteando aquí y allá, quizá tomando algunas notas.  Cuando consideró que se había cumplido el plazo que exigía la cortesía, se retiró de la casa, dando cumplidas gracias al poseedor de semejante tesoro histórico.
    Jamás volvió. Probablemente gracias a ello escribió este prodigioso Zumalacárregui (quien lo dude, que  proponga un arranque con la fuerza de la confesión y fusilamiento de don Adrián Ulibarri).

    A veces pienso que Internet --la web, la internet invisible, los océanos de literatura gris y todo lo demás, incluidos los blogos-- son un poco como ese armario. El volumen de datos, la profusión de análisis, de puntos de vista, son de tal magnitud que puede uno acabar enredado en la tarea de documentarse, desbordado por todo lo que hay que leer, abrumado por lo que existe y no llegar a arrancar nunca la tarea de esbozar sus propias conclusiones, su aportación más o menos original. Y no crean que hablo de oidas.

Etiquetas:

Sin paliativos





En la Planta de Terminales, Halloween es considerado de mal gusto.
Allí se celebra el día de Difuntos.

Etiquetas: