<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

20 Minutos de terror gracias a Parques Reunidos S.A.



    Sigo con la matraca. Para posicionar en google. Ahora va la carta a 20 minutos, ésta sí más corta y publicable.


    Una historia de terror ahora que nos acercamos a Halloween. Sucedió en el parque de atracciones de Madrid aunque por desgracia es del todo real; la fecha. el pasado sábado 18. Tiene un final más o menos feliz, aunque la angustia sufrida por un padre a cargo de tres criaturas (una de ellas ajena) de sexto de primaria es la base del argumento.

    Los niños se me pierden –debían ir solos a una atracción situada a escasos 50 metros de donde estaba sentado, desde donde hubiera podido verles. Al ver que no regresan, me acerco y veo que la atracción está cerrada.
Solicito ayuda a seguridad del parque, que me remiten a información, aunque me advierten de que no se dan avisos por megafonía para ñiños de esta edad (2 de 10 años, una de 11 años). Como solución, me proponen dar aviso por radio a seguridad. 20 minutos de angustia Tardo veinte minutos en encontrarlos (aparecen sólos mientras les espero), como único adulto responsable en el lugar de cita.

    Entre medias, la amabilidad de la azafata de información que entiende mi estado de nerviosismo pero me dice que no puede hacer nada, aunque toma la descripción completa de los niños para transmitirla por walkie; la chulería de los de seguridad, mi sorpresa ante mi capacidad para no perder en ningún momento los estribos y seguir hablando de usted a todo el mundo, sin una sola palabra malsonante.

    Que quede claro: la culpa de todo la tienen los niños, que en vez de hacer lo que pactamos deciden por su cuenta ir a otra similar mucho más alejada sin informarme antes. Recibieron un buen chorreo y un castigo severo. Pero ¿no hubiera sido más sencillo emitir un único mensaje por megafonía:" L., P.y J., por favor, regresad inmediatamente al lugar donde os espera vuestro padre." Yo así lo creo. Parques Reunidos, parece que no.

    No volveré al parque (ni al de la Warner, de la misma empresa pero mucho más grande) por Halloween. Ustedes, si van, piensen en ir al menos dos adultos por cada dos niños.



© foto: Montuno

Etiquetas: ,

0 opinan

Responde