<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Desgaste

     Desde el año pasado, la ciencia ha hecho descubrimientos aterradores. Y si no fuera ya bastante malo que el deterioro del raciocinio y la memoria comiencen a los 45, la cosa se agrava porque el estudio se hizo sobre una muestra de....¡funcionarios! Como si no tuviéramos ya bastante con lo nuestro.

     Así que comienzo este 2012, el último año de la existencia de este blogo como fue concebido. Y no, no me refiero al supuesto fin del mundo de los mayas o los incas, que ahora no recuerdo (lógico, a mi edad). Quiero decir que este 2012 será el último año en que estas Ideas Brillantes puedan subtitularse, en honor a la verdad, "ocurrencias de un cuarentón".

     Y luego está la guinda del pastel: lo del lumbago, digo.

     Así que voy asomando poquito a poco , no sea que nos caiga algo más encima.

     Auguri a tutti.

Etiquetas: , ,

1 opinan

  • ¿Tú también, hijo mío? (Me refiero al lumbago, claro).

    Blogger Peke a las 8:20 p. m.       

Responde