<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

¿Un globo que se deshincha?


     La semana pasada tuve ocasión de estar en Barcelona, y pasé a menudo por la acampada de Plaza Cataluña. Encontré allí el mismo hastío activo de Puerta del Sol, aunque con un perfil un poco menos diverso --más joven, más altermundistas, más rastas y crestas-- y algo más radical. Con todo, el espíritu de participación, la vivacidad de las asambleas, la determinación de hacer algo y el funcionamiento en subcomisioens y en la red, son comunes, y auguran buenas cosas para el M15M.
     La brutal y estúpida intervención de la policía, enviada a desalojar por el conseller Felipe Puig --otro nombre a engrosar la lista de polizontes con poca cintura y menos aversión aún a la sangre ajena, una larga lista que arranca con Calomarde y pasa por Fraga-- ha supuesto sin embargo un balón de oxígeno para los indignados de Barcelona, que han resucitado una solidaridad que estaba empezando a flaquear.
     De vuelta a Madrid, paso de nuevo por Sol, donde comienzan a aflorar el cansancio en las asambleas (no así en las comisiones) y ciertos problemas de convivencia en torno a la acampada, que quizás habría que ir pensando en levantar. A cambio, la decisión de trasladar a barrios y pueblos la actividad de las asambleas ha resultado un gran acierto: en Retiro (un barrio que vota PP mayoritariamente) se reunieron cerca de seiscientas personas el pasado sábado, y la convocatoria se repetirá mañana. Es solo un botón de muestra.
     Con todo, empieza a ser urgente plantear algunas líneas de actuación para garantizar el futuro del movimiento, e impedir que se deshinche el globo para gran contento de Botines, Aguirres, Piomoas y Rubalcabas. Muchas de estas líneas están ya sobre el tapete, en el orden del día de las asambleas y comisiones, en los foros de discusión.Entre ellas:
  • extender las asambleas a los barrios y los pueblos.
  • movilizarse en defensa de las causas más concretas y ligadas al origen del movimiento: contra los desahucios por impago de hipotecas, por la reforma de la ley electoral, por la movilidad en la ciudad.
  • seguir trabajando en la propaganda y movilización: la marcha desde los barrios y pueblos hacia Sol convocada el 19 de mayo es un primer hito, que puede ser muy importante.

         Otras no están aún tan bien definidas, pero empiezan a resultar urgentes:
  • atraer a gentes con experiencia organizativa de todas las edades, todos los pelajes y muchas ideologías. Y eso incluye tratar de movilizar en apoyo del movimiento a intelectuales y figuras públicas a cuya puerta puede que aun no hayamos llamado.
  • articular un programa de mínimos, que pueda hacer avanzar el movimiento en sus objetivos amplios (al tiempo que se sigue trabajando en los objetivos y organización locales).
  • establecer algún tipo de colaboración con entidades y grupos que puedan estar interesados en colaborar en aspectos concretos: desde partidos como UPyD o IU para avanzar la reforma electoral, hasta sindicatos (en la medida que estén dispuestos a prestar ayuda, no a controlar el M15M), asociaciones de vecinos, ONGs, movimientos sociales organizados.
  • decidir la forma y el momento de desmontar la acampada, sin renunciar a la ocupación estable (pero quizá no permanente) de las plazas, de forma que sea un éxito más para el movimiento, y no para sus enemigos.

         Son, como siempre, opiniones personales. Y como siempre, con la esperanza de transformación que encendió este M15M desde sus primeros días.

        
    (¿CONTINUARÁ?)

    Etiquetas: , , ,

  • 0 opinan

    Responde