<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Más As que Moodys, Standard, Poor y Fitch juntos



     He descubierto el secreto de la alta cocina. Es simple y diabólico a la vez.
     Por razones que ni yo mismo entiendo, últimamente me ha dado por frecuentar los blogs gastronómicos, buscar (y practicar) recetas de internet y en general picotear lecturas sobre este sabroso mundo.
     El caso es que leyendo el otro día un artículo de Ferrán Adriá sobre un libro de últimas cenas (curiosa propuesta), empecé a descubrir la pauta que unía a muchos de los cocineros que mencionaba: Grant Achatz, José Andrés, Alex Atala en Brasil, Gastón Acurio en Perú. En España, Albert Adrià, Andoni Aduriz.
     Pienso en los otros cocineros de renombre en nuestro país: el propio Adrià (Ferrán), Arguiñano, Arzak, Arola.
     ¿Se dan cuenta? Todos empiezan por la A. Y aunque me declaro incapaz de establecer una causa probable, me niego a cerrar los ojos ante la evidencia.
     Luego me entristezco, claro, porque mis hijos, el mayor y el pequeño, no irán a ninguna parte en este mundillo con una Hache de apellido.
     ¡Maldita sea!

Etiquetas: , , ,

5 opinan

  • Todavía no lo des todo por perdido... Tienes a Heston Blumenthal uno de los mejores chefs y su nombre empieza por "H" y el gran pastelero Pierre Hermé. No señor no está todo perdido ;)

    Blogger Jairaki a las 10:51 p. m.       
  • A mí también me ha dado por cocinarme cosas que encuentro por la web... Yo como tengo una B por inicial aún albergo alguna esperanza de, jeje.

    Anonymous Paula a las 10:01 a. m.       
  • Seguro que, por suerte, a tus hijos no les gusta la cocina, sino comer.

    Anonymous peke a las 8:13 p. m.       
  • Pero si tus hijos ya tienen la mitad del camino hecho: son hombres!

    Ése es el principal requisito para ser un cocinero/peluquero/etc. de reconocido prestigio ;P

    Blogger Pola a las 12:00 a. m.       
  • Es cierto que con la B tienen algunas posibilidades: está Paul Bocuse y en Italia, un tal Massimo Bottura que parece que es la caña.

    Y doña Pola tiene toda la razón: ser varones ya les dará una parte del camino andado.
    Por cierto ¿será casualidad tanta P inicial entre las comentaristas? ;)

    Anonymous MH a las 12:09 p. m.       

Responde