<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Comunidades históricas

 


   Viendo un nuevo pase en la tele de El señor de los anillos, me vino a la cabeza el muy obvio paralelismo entre la historia de los enanos y la del pueblo judío. Como me pasa a menudo, la ocurrencia era del todo original, pero ya se les había ocurrido mucho antes a  otros. De hecho, hasta dio tiempo a preguntarle a Tolkien.
    
      Así que decidí apostar por una versión más local de los paralelismos. Los hobbits --rurales, leales, apegados a su Comarca-- me recordaron a los vascos de leyenda. Los elfos, elegantes, con lengua propia y conciencia de superioridad (pese a lo obsoleto de su tecnología militar), incluso un tanto arrogantes,  se me antojaron los catalanes de la Tierra Media. En los rohirrim, adustos jinetes de las tierras altas, creí encontrar alguno de los rasgos más tópicos de los castellanos: frugales, de pocas palabras y hechos elocuentes. ¿Y los enanos? Comilones y excesivos, sus mujeres no se distinguen mucho de los hombres, viven a tomar por culo y nadie los toma en serio. Esos serían los gallegos.

    Ahí lo dejo.





© ilustración: Frank Frazetta

Etiquetas: , ,

1 opinan

Responde