<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Destinatarios


    Ahora que ya hemos votado, y a sabiendas de que corro el riesgo de ser tachado de ex-marxista-leninista actualmente cojeando del pie derecho (aunque yo me consideré más bien engelsista, pero supongo que son matices que no vienen al caso), me atreveré a hacer un par de consideraciones sobre los mensajes de los políticos tras el asesinato de Isaías Carrasco.
     Personalmente, me gustó mucho el de Mariano Rajoy: en castellano claro y contundente, breve, decirles a los asesinos que serán derrotados. Un poco demasiado disfrazado del presidente de gobierno que ya no llegará a ser, pero estupendo en fondo y forma.
     Con el mismo fondo, pero formas más ampulosas y largas, Zapatero estuvo correcto. O bien, si lo prefieren. Pero es que tengo debilidad por el discurso escueto y lacónico. Espartano, si me lo permite Nu.
     En cambio, me desasosegó mucho el de la otra gran ceja de la política española: el lehendakari Ibarretxe. Muy duro en los tonos, insultante incluso con los asesinos...sin embargo, les interpeló, les instó a dejar de mancillar el nombre de Euskadi, les tuteó incluso. Y no pude evitar la desagradable impresión de que mientras los demás hablaban para los asesinados, él hablaba con los asesinos.

Etiquetas: ,

0 opinan

Responde