<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

« Home | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next » | Next »

Palabras minadas



    Últimamente las minas me han estado gastando algunas bromas. Ya sé que el tema es serio (ahí tienen la fotografía de Gervasio Sánchez, que acaba de llevarse un premiaco importante con esta serie que son algo más que fotografías: Vidas minadas. Diez años después), y lo mío es más de andar por casa.
    Primero fue Cambalache (el Tango):
    Si es lo mismo el que labura
    noche y día como un buey
    que el que vive de las minas,
    que el que mata o el que cura
    o está fuera de la ley.

    A mi no me parecía tan inmoral el negocio de la minería (ni siquiera compo propietario), hasta que caí.

     Luego me sorprendí en un viaje reciente por Francia, leyendo con atención un cartelón con membrete en un bar, con las normas de relativas a la Repression de l'ivresse publique et protection des mineurs . La fecha era reciente (creo que será una modificación del código de salud pública de 2007), y me chocaba, aunque como era una zona montañosa pensé que tal vez la municipalidad o quien correspondiera deseaba proteger a los trabajadores de las minas. Pero tampoco era eso.
     Imagino que por eso les llaman falsos amigos.



Etiquetas: ,

8 opinan

  • O estoy espesa o este post es muy críptico. Bicos.

    Anonymous peke a las 12:51 p. m.       
  • Ay, amigo.

    Hay minas y minas. Y si tienes suerte, te toca una de esas que te arrancan una pierna.

    Sin suerte, te toca una de las que te arranca el corazón.

    Y aún hay quien nos llama el sexo débil...

    Blogger Nuala a las 2:24 a. m.       
  • Siempre puedes cantar lo de Kevin Johanssen:

    Susan, surrender Susan. Susan, surrender.
    I´ll keep the car and the children. You can keep the blender.

    :p

    Blogger Nuala a las 2:31 a. m.       
  • Estos son más bien falsos enemigos.

    Imagina cuando me dijeron de una chica: "She's a friend of mine".

    Y pensé que mejor no conocerla.

    Anonymous Anónimo a las 12:37 p. m.       
  • No es que sea críptico, Peke. Probablemente, solo es que sea bobo. ;)

    Me gustan tus definiciones de minas, Nuala (y también Kevin Johanssen, aunque solo a ratos). :)

    Muy agudo, Anónimo.

    Blogger MH a las 12:43 p. m.       
  • Pensaba yo en que, si fueras argentino, este post sería la segunda parte del de "Hablemos de tíos" y se titularía "Hablemos de minas"

    Anonymous Pola a las 1:37 p. m.       
  • jo, magnífica esa doble lectura de la palabra mina.
    falsos amigos?, puede. Me parece que las palabras, en lenguaje,lo q significa para cada uno, la distorsión entre la intención del que dice y el que escucha, crean los mayores malentendidos; hasta minas antipersonales, mira tú.
    saludos.

    siloam

    Anonymous Anónimo a las 3:24 p. m.       
  • ¿Qué? ¿Seguimos sin actualizar? Pienso en ti.

    Anonymous peke a las 11:10 a. m.       

Responde