<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6937146\x26blogName\x3dIdeas+brillantes\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://ideasbrillantes.blogspot.com/\x26vt\x3d7719204394931747143', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Hernández y Fernández (VIII)



Hernández: La ley es dura, pero es la ley.
Fernández: Aun diría más: si no es dura, no es ley.

Esposa de Hernández: Duros de corazón

Esposa de Fernández:  Más aun: duros de mollera.




Etiquetas:

Ofertas

Esto de los años nuevos es  como lo de los coches. En cuanto los sacas a pasear, ya valen un cincuenta por ciento menos que en el concesionario.

Estoy pensando en pillarme un 2006 de kilómetro cero.






Etiquetas:

Versos rectos

    Como mal lector de poesía,  agradezco infinito que me regalen  versos . No es la primera vez que lo hace mi Tocayo, que debe leer muchos,  con el que comparto --creo-- alguna sensibilidad, y algunas amigas.   Pero éstos los dejó medio escondidos bajo otros centenares en la sección de comentarios de Siloam, y me gustaron tanto que pensé que había que sacarlos a primera plana. Esta modesta primera plana, quiero decir.

   



Te perdono el montón de palabras
que has soplado en mi oído desde que te conozco
Te perdono tus fotos y tus gatos, tus comidas afuera,
cervezas y cigarros, es más,
te perdono andar como tú andas, tus zapatos de nube,
tus dientes y tu pelo
Te perdono los cientos de razones, los miles de problemas, en fin, te perdono no amarme...
Lo que no te perdono es haberme besado con tanta alevosía
(Tengo testigos: un perro, la madrugada, el frío),
y eso sí que no te lo perdono,
pues si te lo perdono...¡seguro que lo olvido!



Noel Nicola



Etiquetas:

...pajas


(viene de ...esas...)


   Claro que también tienen sus inconvenientes. De lo contrario, estarámos todos como los mandriles del zoo, sacándole brillo al sable hasta llegar al hueso.
A destacar:
*calidad:  no le hago ascos a unas gulas del norte (especialmente si vienen camufladas  en un revuelto o montadas en un canapé), pero , donde esté un plato de angulas... (sopero, a poder ser).
*status: pajearse está defintivamente mal visto. Como el transporte público y el  SMS, es un recurso de pobres, ancianos  y   niños.
Lo menos que te llaman es pajillero.
*efectos secundarios: a mi me suelen dejar desconcentrado y perezoso (o sea, relajado). Como un polvo, por otra parte. Pero sin nadie cerca a quien abrazar.
*riesgo: malo es que te pillen echando un polvo en un ascensor, pero pueden estar seguros de que es mucho más vergonzoso ser sorprendido con las manos en la Masa.
*monotonía:  con el tiempo, ambas partes de tu cuerpo acaban conociéndose tan bien que se encaminan de la mano por la senda trillada, la más recta, pero ya te sabes el   paisaje de memoria. Como el sexo conyugal, casi. 
*legalidad: ahora que sólo está mal visto ¿qué morbo puede tener?


    Procede aplicar entonces los remedios que la doctrina Cosmopolitan recomienda para combatir el aburrimiento sexual. No todas, claro: no creo que a ninguna polla le haga mucha ilusión que la reciban con palitos de incienso y una cena íntima. Pero se puede trabajar la variedad.  Hay muchas modalidades por explorar: desde las tradicionales  --¿saben que la  genuina gayola consistía en introducir una paja propiamente dicha por la uretra? ¡qué dolor!--  hasta las  que nos ofrecen las ciencias de los nuevos materiales. Aunque tengo mis dudas de que eso sea, stricto sensu, una paja.
    Y, desde luego, la masturbación tambien forma parte del juego sexual en pareja (o en grupo,  si vamos a eso). Un componente con muchas posibilidades, no me cabe duda. Pero eso --ahí sí que lo tengo claro-- es otra cosa.

Así que, si les entran ganas, y las circunstancias no lo impiden, no se corten. Pero, eso sí, ya saben,,,,,O sí.

Etiquetas:

...esas...

(viene de Quítame allá)


    Algo de historia.
Durante una parte importante de mi vida, las pajas fueron lo más parecido al sexo que tenía a mano (ya saben a qué me refiero).  Así que le daba al tema, lo reconozco. Vaya si le daba. No tanto como aquel amigo al que interrogaba una compañera ingenua pero con curiosidades de confesor:
--Lo normal, veinte o treinta al día.

    No. Eso no es normal. Ni siquiera en mi agitada -- ¿no meneada?-- adolescencia.
    Luego, a medida que me volvía sexualmente más sociable (y saciable, me temo), las pajas han seguido estando ahi, como complemento, como sucedáneo y como recurso de urgencia. Personalmente, les encuentro algunas ventajas de consideración:
*disponibilidad: no requieren grandes esfuerzos logísticos, encontrar contraparte, un lugar adecuado para el intercambio y un horario compatible. No, son los más parecido a un aquí te pillo, aquí te mato.
*variedad: con el sólo estímulo de la imaginación, unas fotos o unos videos, uno puede acceder (virtualmente, eso sí) a una gama de situaciones sexuales  impensable. Woody Allen (ya hablamos del tipo) decía que él hacía pelis para poder besar a mujeres que de otro modo no le dejarían ni arrimarse. Bien, pues la imaginación nos las pone al alcance (de la mano)  por un presupuesto muy inferior al de un corto. De cerveza.
*cultura:  en mi caso, me resulta muy estimulante la narración escrita (más que la fotográfica, mejor a su vez que la audiovisual) , así que acabé reuniendo una antología notable de pasajes sugerentes de la literatura universal. Nunca llegué a terminar ninguno de los Trópicos de Henry Miller, pero pónganme (en las manos) un ejemplar y les localizaré dos o tres extractos muy jugosos.
*seguridad: el riesgo de contraer ETSs por contagio mano-polla es francamente bajo.
*limpieza: siempre más fácil que desprenderse de un perfume, borrar las manchas de carmín y cambiar las sábanas. Un suponer.
*legalidad: ningún juez en su sano juicio (valga la redundancia)  disolvería una sociedad de gananciales por culpa de unas pajillas.


(continuará)

Etiquetas:

Reparto

Hace unos días, mis hijos estuvieron repartiéndose los volúmenes de la Enciclopedia del Estudiante.
En el montón del Mayor, han quedado:

  • Física y Química.

  • Ecología.

  • Ciencias de la Tierra y  del Universo.

  • Geografia general.

  • Geografia descriptiva.

  • Historia Universal.

  • Tecnología e Informática.

  • Historia de la Filosofía (este último, con el argumento irrebatible de que le gusta la piedra filosofal).


Para el Pequeño:

  • Lengua castellana (2 tomos).

  • Historia del Arte.

  • Matemáticas (2 tomos).

  • Música.

  • Literatura en lengua castellana.

  • Religiones y culturas.


Lo asombroso, no saben hasta qué punto, es que este reparto se ha producido con algún mínimo conflicto (ambos querían Tecnología e Informática), pero sin peleas. Aun no doy crédito.


Este es el tipo de cosas que apunto para mí, así que no me hagan mucho caso.

Etiquetas: ,

Historias





La otra noche escuchaba la COPE, y estaban con un cabreo del ocho porque el preámbulo de un proyecto de Estatuto de Galicia les tocaba los suevos.


Tendrían que haber oido las cosas que dijeron de los pobres suevos.


Etiquetas: ,

Quítame allá...



    Resulta que si se le pregunta a Bill Gates por "ideas para masturbarse", esta modesta bitácora sale como number one.  A Mr. Google, en cambio, hay que precisarle un poco más: "ideas brillantes para masturbarse". Supongo que eso entraña alguna responsabilidad, y no me gustaría que nadie pensara que me zafo de mis responsabilidades.

    Masturbarse --decía  Woody Allen -- es hacer el amor con alguien que amas.  Por una vez estoy  en desacuerdo con el sabio de Brooklyn. Las pajas --gayolas, manolas, pelayas, alemanitas o como quieran llamarlo-- son para mi un mero sucedáneo del sexo con otras personas. Que es lo divertido. Lo entrañable. Lo excitante. Lo fetén.

    No es que no me aprecie, pero no me deseo tanto como para follarme.




(continuará)

Etiquetas:

Prejuicios extraprejudiciales

   

        Imagino que no soy el único al que un ejercicio de barbarie como éste -- un padre vaciando el cargador, sin mediar palabra,  sobre el hombre que acaba de atropellar a su hija-- le pone los pelos de punta. Uno tiende a pensar que la civilización consiste también en despersonalizar los conflictos, establecer normas y mecanismos que permitan zanjarlos de  forma satisfactoria, sin que importe quiénes son las partes. Eso implica, también, tiempo para enfriar los ánimos, para dejar que los hechos se posen y la averiguación se complete --no me hace mucha gracia eso de los juicios rápidos, la verdad.
    Imagino también que no soy el único a quien al leer los titulares le vino a la cabeza la palabra "gitano".
    Aunque sospecho que no es pol-korrekt decirlo.
   
     A mi entender, la respuesta al racismo no es negar las diferencias -- étnicas o culturales, que el concepto de raza tampoco me convence--  aunque sí en situarlas  en sus justos términos. Este no es (obviamente) el comportamiento de la mayoría de gitanos, sino el de un puñado de gitanos (pero de casi nadie más, aquí al menos). También, y sobre todo, en negar a esas diferencias su carácter profundo y radical: la igualdad humana --aunque sea contingente-- es un hecho.  Pero tampoco creo que debamos renunciar a ideales de "civilización" por mor de un multiculturalismo de escaparate --en el que vale lo mismo un Estado de derecho que una justicia tribal. Ellos no lo hacen.

    También se me vino a a cabeza que, si ese era su código de referencia, Farruquito tenía buenas razones para darse el piro. Ojalá lo hubiera hecho Gaspar García.

Etiquetas: ,

Inventos

    No sé si a ustedes les pasa, pero yo, cuando estoy leyendo un libro y me acerco al final, tiendo a apresurar la lectura --ya de por si bastante acelerada-- para terminar cuanto antes. Incluso aunque la obra me esté gustando tanto que desearía que no se acabase (o que formara parte de una saga). Es una compulsión de la que apenas puedo hurtarme, y sospecho que esa precipitación me amarga los últimos compases del libro, robándome el deleite que sin duda ofrecen a un lector más sosegado.
      Y un buen final, como todo el mundo sabe, es clave.
       ilustración: Thomas Rowlandson, 1809              

   
     Así que he pergeñado una solución, de una sencillez tan pasmosa que sorprende que no se le haya ocurrido a nadie antes. Se trata de algo tan simple como añadir al final del volumen un número variable de pliegos, que pueden incluso figurar impresos, con pasajes escogidos amorosamente o de puro relleno. El propósito es que el lector no pueda deducir del mero adelgazamiento de las páginas que restan, dónde termina el relato. Así, avanzará con paso calmo y firme hacia ese estación término que --obviamente-- se señalizará oprtunamente con la  palabra FIN.

   ¿Entienden ahora por qué esto se llama Ideas Brillantes?

Etiquetas: ,

Botones







        En el atuendo de las mujeres, más que ninguna otra cosa me atraen los botones. Levitas largas de botones grandes, blusas de blonda con botones forrados de tela, el roce metálico de la bragueta de un vaquero, botones de colores vivos sobre chaquetas de lana, delicados nácares en un vestido de noche,  interminables filas de botones en una espalda escotada, aquellos trajes de baño (ay) tachonados, la pretina abotonada de una falda entallada, casacas con doble hilera y cinco en las bocamangas, el ojal desierto que da entrada al balcón de tu escote.





   He estado indagando, y parece que no cuadra con ningún tipo catalogado de fetichismo.
   No saben qué alivio.




Etiquetas:

No regalos




He aquí algunos de los regalos que no me han traído los cabrones de los Reyes Magos:

*un Smart tuneado.
*un tubo king-size de brillantina.
*la Historia de los heterodoxos españoles, de Menéndez Pelayo.
*la famosa almohada de El Padrino.
*unos gayumbos.
*la segunda primera temporada de Los Soprano El ala oeste de la Casa Blanca en DVD.
*una participación en un Play Inspiration.

O no. Uno de estos sí que cayó.




©   cartel: Gino Boccasile:

Etiquetas:

Niños, no leer




( ¿ya se han ido?)


¡Los Reyes somos los padres!



(¡joder, si no lo digo, reviento!)





©   foto Paul Amstrong:

Mitología moderna









      Dice un amigo que mi empeño en ver amanecer cada año nuevo revela que tengo alma de Peter Pan.


      Y yo creo que lo mío es más bien alma de Pan, a secas. .............




Etiquetas: ,